Plan Estratégico del Consejo de Cooperación Bibliotecaria 2013-2015

Adrián

Adrián Macias Alegre  colabora en Archinfo 2.0 con un post publicado en su propio blog Adrián Macias, el post es sobre la Cooperación Bibliotecaria.  Su colaboración será publicando post ya publicados y alguno inédito.

By Adrián Macias on agosto 4, 2014

Consejo de Cooperación BibliotecariaLa cooperación bibliotecaria constituye en estos momentos un instrumento de vital importancia para los servicios bibliotecarios se puedan ofertar con el menor esfuerzo posible. La crisis económica que vivimos tiene que servir para recordarnos el valor de la unión y la importancia de la colaboración para mejorar cualquier aspecto de la sociedad y de la vida. La coyuntura de la crisis trae como consecuencia una situación en la que las bibliotecas españolas tienen que realizar un esfuerzo de adaptación manteniendo su oferta de servicios intacta unida a la necesidad de reducir el gasto económico, debido a la merma de los presupuestos públicos destinados al sector de la cultura. Los recortes de horario, puntos de servicios y en las colecciones ha ocasionado cierta reducción del impacto de las bibliotecas en su comunidad. En contrapartida, se está viviendo un momento de explosión creativa en el que las bibliotecas están atrayendo a los usuarios gracias a la inventiva y a la innovación y también se trata de una época en la que se están ofreciendo alternativas al gasto público para la cobertura de necesidades sociales y de acceso a la información que en muchas ocasiones van unidas (búsqueda de empleo a través de Internet, realización de tareas de consulta de libros por requerimientos educativos…).

Conviene ser conscientes de que vivimos en una “sociedad marcada por la información” y por ello, el principal valor de los negocios y la base de la vida se caracterizan ahora por la multiplicación exponencial de las capacidades del ser humano para crear, localizar, manejar y aprovechar información gracias a que el desarrollo de la tecnología se ha enfocado en conseguir estos logros. Junto a este progreso hacia arriba que se ha traducido en una gran diversidad de soportes y formatos documentales y de los medios de almacenamiento y recuperación de la información, se registran ciertos inconvenientes relacionados con la infoxicación y con la  brecha digital que afecta a  individuos y grupos sociales. Es decir, la producción desaforada de información que se produce en la actualidad necesita de un equilibrio para poder ser asimilada y que pueda aprovecharse su utilidad y, además, se debe reconocer que aunque tengamos al alcance una mayor cantidad y variedad de recursos de información su aprovechamiento requiere una actualización permanente de habilidades y destrezas para su manejo, lo cual es la letra pequeña que debemos leer para poder ser felices y consecuentes en esta época de consolidación y cambio.

Ante este panorama, a la Biblioteca le corresponde un esfuerzo de adaptación con el fin de poder ejercer las funciones esenciales para la que ha sido creada. Si su papel es el de acercar la cultura a la sociedad y ser referente en acceso a los recursos de información, un recorte presupuestario no puede ser el freno o la excusa para no seguir cubriendo las necesidades informacionales de la sociedad. Internet y la propia creatividad de su personal son ahora la mejor baza para continuar aportando valor a la sociedad a la que sirven.

El presente I Plan estratégico del Consejo de Cooperación Bibliotecaria 2013‐2015 es un proyecto  de la Secretaría de Estado del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con el  objetivo general, en la línea del artículo 44 de la Constitución Española, de “Reforzar, desde la transparencia, los instrumentos de comunicación y cooperación cultural entre las administraciones públicas y otras instituciones para promover un uso eficiente y racional de los recursos culturales”. El texto permite evaluar la actividad del Consejo durante los primeros 5 años de existencia (desde su creación en Jaca en 2008) y marcar las líneas estratégicas de actuación para los próximos 3 años.

En su elaboración se ha implicado a profesionales y expertos tanto del Consejo como ajenos al mismo y se han empleado como técnicas de recogida de información la entrevista individual, la encuesta virtual y sesiones participativas. Fruto de esta retroalimentación, se produjeron dos borradores previos a esta versión final de febrero de 2013.

El Plan expone las funciones asumidas por el CCB desde su creación y detalla los informes, documentos y recursos producidos a partir del desarrollo de sus líneas estratégicas. En cumplimiento de las funciones relacionadas con la promoción y potenciación del desarrollo de los sistemas bibliotecarios de titularidad pública; la formación profesional del bibliotecario; la legislación bibliotecaria y la preparación y el desarrollo de acciones concretas encomendadas por las conferencias sectoriales de Cultura y Educación y de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, su actividad inicial se concretó en los informes sobre el Diagnóstico de las bibliotecas especializadas en España y “Hacia la alfabetización informacional en las bibliotecas públicas”; el documento acerca del “Marco de referencia de las bibliotecas escolares”; la web “Bibliotecas españolas en cifras” y el borrador que sirvió de base para la redacción de la Ley 223/2011, de 29 de julio, de depósito legal.

En el periodo 2013-2015, comenzado con el presente Plan, el CCB se plantea el desarrollo de líneas estratégicas muy concretas. En primer lugar, la promoción y fomento de las bibliotecas en la sociedad. El informe “El valor económico y social de los servicios de información: bibliotecas”, publicado por Fesabid y coordinado por el sociólogo José Antonio Gómez Yáñez, se enmarca en esta línea de acción. En segundo lugar, la realización de un planteamiento global para velar porque las bibliotecas conserven la capacidad de mantener sus funciones a lo largo del tiempo a medida que evoluciona la sociedad (sostenibilidad de los servicios bibliotecarios), mediante el mantenimiento de un análisis interno constante que permita a las bibliotecas anticiparse a las necesidades sociales y afrontar los restos de la era digital, en relación con la disponibilidad perpetua de acceso a los recursos de información y la adecuación de las capacidades de los profesionales a las nuevas necesidades tecnológicas. Por último, plantea una línea introducción de mejoras de funcionamiento que deriven en resultados más ambiciosos en las acciones venideras del CCB.

En esencia, como se desprende del Plan, el  Consejo de Cooperación Bibliotecaria asume el papel fundamental de ofrecer soluciones a las bibliotecas para que puedan seguir ejerciendo su labor de forma rentable, teniendo en cuenta la situación socioconómica actual. La cooperación entre bibliotecas supone en la práctica la creación de vínculos entre bibliotecas y sistemas bibliotecarios para llegar a crear un know how útil a partir del intercambio de información, ideas, servicios, conocimientos especializados y medios con los que poder optimizar los recursos y asegurar el mantenimiento de los servicios bibliotecarios ahora y en el futuro.

Fuente: Adrián Macias. Puntos de vista de un Ciudadano Digital

Deja un comentario