El archivo de Los Palacios resurge de sus cenizas al año del incendio

Estanterías y documentos quemados, tras el incendio que arrasó el...

Estanterías y documentos quemados, tras el incendio que arrasó el archivo en 2013. JESÚS MORÓN

Se le hundió su mundo al archivero Julio Mayo en la madrugada del 5 de septiembre del año pasado cuando vio que los legajos del archivo municipal de Los Palacios y Villafranca se convertían en ceniza y humo que salía por las ventanas de los bajos del Ayuntamiento. Recuerda que le hizo un croquis a los bomberos para indicarles dónde estaba una caja especial donde guardaba el volumen histórico más emblemático del pueblo, el Libro del Becerro, que recoge el proceso por el que los vecinos de Villafranca de las Marismas (luego unida a Los Palacios) lograron pagar en el siglo XVII su independencia para que no los comprara el duque de Arcos de la Frontera. «Al tercer intento», los bomberos escucharon sus ruegos y rescataron la caja cuando «ya se había derretido el envoltorio». Dentro de la tragedia libresca que suponía la quema de miles de documentos (originado por un cortocircuito y no provocado, como se temió en los primeros días), ver «vivo» el Libro del Becerro fue para él un alivio que marcó el principio de la curación de los supervivientes. No todo estaba perdido.

En un «tiempo récord» y con la ayuda de casi un centenar de voluntarios, además de varios empresarios, entidades, expertos e instituciones, Mayo pudo conmemorar ayer el aniversario del incendio con la satisfacción de ver que se ha restaurado y recuperado el grueso de la documentación histórica y moderna, y arreglado y mejorado la instalación del archivo con nuevas medidas de seguridad. El resurgimiento de las cenizas lo representaron ayer simbólicamente con el regreso al archivo del Libro del Becerro, que llegó de manos del alcalde, Juan Manuel Valle (IU-IP), desde la caja fuerte en una sucursal de Unicaja donde había estado desde aquella mañana en que un bombero se lo entregó al archivero desolado.

El archivero y el alcalde con el Libro del Becerro, ayer en el archivo reparado. AYTO. DE LOS PALACIOS

Mayo agradece la solidaridad que ha permitido recuperar el archivo en este año:la del banco que no cobró por custodiar el libro histórico, el hotel Manolo Mayo, que cedió un salón climatizado para guardar todo este año los legajos históricos (allí siguen a la espera de su traslado paulatino al archivo en los próximos meses), los voluntarios que llevaron miles de documentos a una nave municipal para secarlos, limpiarlos, catalogarlos y tratarlos contra los hongos y, como nota especial, el empresario atunero de Tarifa que tras enterarse del desastre cultural llamó para donarles un moderno archivador compacto gigante que tenía.

Un voluntario al que Mayo llama «bricoman», uno de los héroes sencillos de este rescate, fue a Tarifa a desmontar el archivador y traérselo. Es de los que se cierran herméticamente, y por tanto mucho más seguro que las estanterías abiertas que había antes. Otros dos elementos nuevos de seguridad, dice el archivero, en las dependencias del depósito son un vestíbulo que actuará a modo de «cortafuegos» y el cierre de los vanos que daban a la calle, para impedir incluso un ataque exterior. Ya se han traído los documentos municipales modernos, que se pueden consultar de nuevo para procesos administrativos y judiciales.

El incendio pegó un bocado brutal a la memoria escrita de Los Palacios, pero los daños han sido menores de lo que se temía al principio ante la visión dantesca de los volúmenes chamuscados. Calcula que de los 1.200 legajos del fondo histórico se han salvado 900. Respecto de las 8.500 unidades documentales de la parte de administración moderna, «el 50 por ciento ha muerto», pero aclara que se pueden recuperar muchos de los papeles de la década de 1990 hasta ahora volviéndolos a imprimir, porque se conservaban en formato digital. Los documentos de los años 60, 70 y 80 del siglo XX, a su juicio los más valiosos de la época moderna porque reflejan el desarrollo del municipio, se salvaron de las llamas.

Dice que, invitado por la Consejería de Cultura, se dedica ahora a contar su experiencia a otros archiveros andaluces. «No hay precedentes en Andalucía de esta reconstrucción. Hemos tenido que ir experimentando».

 

Fuente: El Mundo

2 thoughts on “El archivo de Los Palacios resurge de sus cenizas al año del incendio

  1. Luis A. Robles Macías

    Estupenda noticia. Enhorabuena al pueblo de Los Palacios por recuperar su memoria histórica y mucho ánimo a su archivero. Ojalá que al menos los documentos más irreemplazables de nuestro patrimonio sean digitalizados para evitar pérdidas similares en el futuro.

     
    Reply

Deja un comentario