El Archivo Catedralicio de Tarazona Digitaliza sus fondos

En octubre de 2012 se reabrió el Archivo de la Catedral de Santa María de la Huerta de Tarazona, con la intención de “estar al servicio de la sociedad” y a disposición de especialistas e investigadores. Es uno de los más importantes de España e incluso de Europa por su colección de partituras musicales.

El responsable del Archivo de la Catedral es el canónigo Miguel Antonio Franco Garza nos explica de qué se compone el archivo “Se divide en dos partes, el archivo propiamente dicho, con los documentos, las bulas papales, y la biblioteca. Y dentro del archivo, una de las partes más importantes es el archivo musical. Tenemos prácticamente desde el siglo XIV y hasta nuestros días. Lo más destacable es la música del Renacimiento y concretamente la parte que corresponde a la capilla de música de los Reyes Católicos”. Pero aún hay  mucha documentación pendientes de investigar y catalogar.

A finales del 2012 aún era un proyecto la digitalización del Archivo, pero se puede decir que ya en Febrero de 2013 se ha hecho realidad. La empresa Digibis está inmersa en la digitalización del Archivo Catedralicio, el profesional al cargo es Álvaro Hernáez Ríos, quien digitalizará la Iª Fase de este proyecto. Esto se puede apreciar en el vídeo que realizó Moncayo TV sobre este proceso de digitalización y que podemos encontrar en Youtube.

De la digitalización del Archivo de la Catedral de Tarazona no sólo se ha hecho eco la televisión, tal y como hemos comentando anteriormente, sino que la prensa escrita ha realizado un artículo sobre el mismo en el Heraldo de Aragón, donde se nos explica que los documentos preservados en los planeros y el rico fondo musical; puesto que el gran fondo documental además de los comentado podemos encontrar volúmenes de manuscritos, incunables… en total podemos encontrar más de 2.000 títulos.

Se ha comenzado la digitalización por los documentos de los planeros, porque tal y como comenta Miguel Antonio Franco Garza, el canónigo archivero de la Catedral, estos documentos son los que más se pueden deteriorar, ya que son los que por su movimiento de traslado del documento para su estudio e investigación “se pueden resquebrajar”.

Pero entre los documentos más importantes del Archivo encontramos el manuscrito 2-3, un códice polifónico del principios del siglo XVI, para este archivo su “Codex Calixtinus” que se ha restaurado y hay que evitar que se deteriore. Este manuscrito ha sido estudiado por la Universidad de Cambridge, de Minnesota y por el CSIC.

También se ha comentado que el proceso de digitalización es un proceso lento y laborioso, puesto que el tratamiento del mismo para colocarlo en el scanner es importante, puesto que para que no se aprecien curvaturas hay que curbrirlo con un cristal. Una vez capturada la imagen en formato TIF y con una resolución de 300 píxeles por pulgada.

Este propósito de la digitalización de todos los documentos y los libros se realizará por fases ya que “económicamente todo de golpe es inviable”, comenta el canónigo archivero.

Fuente: Aragón Digital

Deja un comentario