Denuncian la subasta de legajos del Archivo del Reino de Aragón robados tras el incendio de 1809

Carta manuscrita con nueve líneas autógrafas de Fernando II de Aragón y otra firmada por el monarca en 1478

Carta manuscrita con nueve líneas autógrafas de Fernando II de Aragón y otra firmada por el monarca en 1478 – ANSORENA

La Asociación Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) denuncia la próxima subasta en Madrid de un lote de 66 documentos históricos que, asegura, pertenecieron al Archivo del Reino de Aragón y fueron robados tras el ataque francés al palacio de la Diputación en 1809.

Entre los legajos, que saldrán a la venta el próximo 27 de septiembre en la sala Ansorena, se encuentra una carta

con nueve líneas autógrafas que Fernando el Católico escribió a su padre Juan II de Aragón el 13 de julio de 1477 en Medina del Campo o la que escribió María, reina de Hungría y Bohemia, a los diputados de Aragón en mayo de 1583.

La importante colección de manuscritos del siglo XIV al XVII incluye 30 cartas pertenecientes a la correspondencia de los Reyes de Aragón fechadas entre 1440 y 1470, otros 15 documentos sobre la invasión francesa de Lombardía de los años 1490, cinco cartas de Jaime II «el Justo» y 16 cartas del siglo XVI, entre ellas una carta autógrafa del Gran Capitán o cartas firmadas por Felipe II y Carlos I.

Los documentos, cuyo precio de salida asciende a 60.000 euros, formaban parte de una colección privada «desde hace décadas», señalan a ABC desde Ansorena. Las mismas fuentes de la casa de subastas aseguran que «el Ministerio de Cultura tiene constancia de estas cartas» ya que, tal y como se subraya en la catalogación del lote, «la colección está declarada inexportable».

Apudepa asegura «con rotundidad» que estos documentos formaron parte del Archivo del Reino de Aragón que, tras el incendio de 1809, se disgregaron. La mayor parte de estos fondos se conservan actualmente en la Diputación Provincial de Zaragoza y en el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza, pero otros documentos que quedaron en precaria situación fueron sustraídos a mediados del siglo XIX. En una carta remitida a Manuel Bofarull en 1853, el académico Pascual de Gayangos denunciaba el estado de los restos del archivo de la Diputación. «Cada día que pasa disminuye la colección y andan ciertos pajarracos que tienen las uñas muy largas», alertaba Gayangos.

Según el análisis realizado por la asociación de defensa del patrimonio aragonés, una veintena de los documentos que figuran en el catálogo de la casa de subastas madrileña se corresponden con los descritos en los inventarios de Xavier de Salas o Diego Bonilla y otros tres manuscritos son cartas remitidas a los diputados del Reino de Aragón, «que ellos guardaban celosamente en su archivo zaragozano». El resto también coincide tanto por su temática como por su datación con el contenido de la conocida como Alacena de Zurita (documentos y archivos del cronista Jerónimo de Zurita).

Apudepa está convencida de que «se trata de un caso de expolio» y exige que se investigue la autenticidad y procedencia de los documentos y que éstos sean depositados en el Archivo del Reino que se conserva en el Archivo de la Diputación Provincial de Zaragoza.

 

Fuente: ABC

 

Deja un comentario