Del microfilm al archivo digital: el futuro de las bibliotecas

e689d477976e3f12c270b2bce4cebdb9_LLa Societat Bibliogràfica Valenciana “Jerónima Galés” comenzó ayer a los actos de conmemoración de su XX aniversario con la inauguración de las Jornadas de Bibliofilia, en el Aula Magna de la Universitat de València. Bajo el título Patrimonio Bibliográfico Valencianopresente yfuturo, se reunieron por primera vez en una mesa redondaa los principales responsables del patrimonio bibliográfico valenciano.

Así, Victoria García Esteve, directora de la Biblioteca de la Universitat de València, Ferran Santonja, en representación de la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitu, Pablo Pérez Pérez, en representación del Arxiu del Col·legi Corpus Christi, Belén Gisbert, directora de la Biblioteca Central de l’Ajuntament de València y Nicolás Bas Martín, responsable de l’Arxiu-biblioteca de la Societat Econòmica d’Amics del País de Valencia, analizaron la realidad del patrimonio bibliográfico valenciano.

El acto, que comenzó con la presentación del plano Huerta y contribución de la ciudad da Valencia (1695), ejemplar único que ha sido reeditado por la Sociedad, permitió vislumbrar que el futuro de las bibliotecas pasa sin lugar a dudas por la digitalización, lo que permitirá tanto una mayor conservación de las obras originales como una mayor difusión, según coincidieron todos los expertos.

En este sentido, la directora de la Biblioteca de la UV, una de las más antiguas en Europa, destacó el proyecto Somni, que consiste en la digitalización de los fondos antiguos, incunables y manuscritos, anteriormente guardados como microfilms. Esto permitirá, bajo una licencia creative commons, que los archivos libres dederechos de autor sean consultados y utilizados por todos los interesados.

Este mismo camino lo están siguiendo la Biblioteca Central de l’Ajuntament de València o el Arxiu del Col·legi Corpus Christi.
Nicolás Bas expuso como ejemplo el caso del Archivo-biblioteca de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, que desde la digitalización integral de sus fondos, las consultas se han incrementado espectacularmente.

Un paso más allá fue Ferran Santonja, de la Nicolau Primitiu, quien además de hablar del proyecto BIVALDI (Biblioteca Valenciana Digital), que también consiste en la digitalización de todos los fondos, expresó la necesidad de “preservar el patrimonio digital, todo lo que hay en internet”.

Este “reto de futuro”, señaló Santonja, permitirá que quede constancia de todas las páginas web, blogs, chats, vídeos…” que actualmente pueblan la red. Y planteó que “vivimos en una época oscura ya que puede ser que de aquí a 100 años no se encuentre la información que hacemos hoy en día”.

Todos los ponentes realizaron un recorrido por sus respectivas bibliotecas, glosando su constitución, la procedencia de los fondos más representativos, así como los proyectos futuros.

La presentación de las jornadas estuvo a cargo del presidente de la Sociedad, Rafael Solaz, y del vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño, que destacó la importancia de la labor de la Sociedad en su búsqueda por reeditar y sacar a la luz obras raras o difíciles de encontrar para que puedan volver a leerse pues, según Ariño, esa es la función última de los libros: ser leídos.

Al acto aistió también Alejandro Font de Mora, vicepresidente de las Cortes y Ana María Reig, directora de la Biblioteca del MUVIM, entre otras personalidades.

Fuente: InformaValencia.com

Deja un comentario