Categoría: Archivos

La importancia del Archiver@

En muchas empresas y/o instituciones la figura del archiver@ como tal apenas empezó a existir hasta hace relativamente poco. Las mismas secretarias y administrativos se encargaban de estas tareas.

Pero más o menos desde finales de los años 90 del siglo pasado, se comenzó con la especialización en este área de trabajo. Pero aún, creo, falta mucho para que la sociedad se conciencie de que la figura del Archiver@ es necesaria en las oficinas, ya sean de ámbito público o privado.

Para ello, no sólo hay que concienciar a  los altos cargos, de los que dependería que haya o no un Archiver@ en la oficina, sino también a los informáticos, por ejemplo, ya que se necesitarían unas herramientas informáticas especiales para poder trabajar. No serían las típicas Bases de Datos, sino que sería más importante unas especializadas según el campo que trate la oficina para la que se trabajaría.

Ya que las tareas de un Archiver@ no sólo es archivar físicamente, es digitalizar y archivar en Bases de datos, es decir, archivar infomáticamente.

Pero, lo primero sería que los Archiver@s diéramos a conocer nuestro trabajo, la necesidad de que se nos tenga en cuenta como especialistas de la materia… Desde hace unos años se han creado cursos especializados como Máster o Postgrados, pero aún así se piensa que el Archiver@ sólo está para el tema de la cultura, y no es así.

El Archiver@ está para cualquier campo, ya sea cultural o no. Tenemos que hacernos valer, ya que aún a esta especialidad le queda mucho camino por recorrer.

 

La importancia de la digitalización

La documentación que ha llegado hasta nosotros es un patrimonio increíble. A la hora de la investigación, los especialistas prefieren manejar y leer de primera mano los originales. Pero no nos damos cuenta que se pueden estropear, que el soporte de la escritura sufre con lo cambio de temperaturas y humedad relativa, y sobre todo, aunque no nos demos cuenta, con la polución que hay, en la actualidad, en el ambiente.

Gracias a la digitalización se puede acceder a la información con mucha más facilidad, tanto desde el archivo concreto, a través de los PC allí ubicados, como desde nuestro domicilio a través de portales especializados como el que ha creado el Ministerio de Cultura, el portal PARES, donde cada vez se están adheriendo más archivos estatales.

La digitalización no sólo ayuda a la conservación del soporte, sino que además hace que varios investigadores puedan manejar el mismo documento a la vez, sin tener que esperar.

Esta manera de conservar la documentación en los museos se está haciendo poco a poco, en cambio, archivos y bibliotecas lo tienen más que asumido. Son ellos los que llevan el grueso de este trabajo.

Hoy ha salido una noticia que puede hacer que la digitalización entre con más fuerza en los museos de lo que lo está haciendo hasta ahora; el MOMA digitalizado su catálogo de libros, esto hará que más adelante digitalice sus fondos al completo.

Por lo que hay que seguir fomentando la digitalización si queremos que generaciones posteriores disfruten de la historia documental que nosotros tenemos y que hemos disfrutado al tenerlas en nuestras manos. Gracias a la digitalización podemos seguir fomentando la cultura.

A %d blogueros les gusta esto: